Sarro

La placa, el sarro. A menudo hablamos sobre ellos, pero ¿conoces la diferencia?