Pie diabético

pie-diabetico

Los pies de las personas con diabetes son más propensos a alteraciones (ampollas, hinchazón, sequedad excesiva)  debido a la propia enfermedad.

Tratamiento:

El podólogo juega un papel muy importante tanto en la atención como en el cuidado periódico de estos pacientes.

El podólogo trabaja en los tres niveles de prevención:

  • Prevención periódica: Revisión periódica (exploración vascular y neurológica).
  • Prevención secundaria: Detectar y tratar el pie de riesgo y evitar progresión de la enfermedad.
  • Prevención terciaria: Diseñar ortosis, equilibrar la alteración de la deambulación y evitar la progresión de la enfermedad).

Ponemos a su disposición los siguientes servicios de podología