Cómo será ir al dentista: epis y desinfección tras cada paciente
28/05/2020
Implantes
13/01/2021

Higiene oral

Vamos a dar unos consejos de higiene oral que os ayudarán a prevenir enfermedades como la gingivitis, la periodontitis, el mal aliento o halitosis y otras enfermedades derivadas de una mala higiene oral como la caries dental.

Desde la salida del primer diente en boca, instruiremos a niños y a adultos en el manejo de técnicas de cepillado correctas, en el uso de seda dental para los espacios entre diente y diente y en el uso de colutorios.

Una buena higiene bucal en la infancia se inicia desde que el bebé nace. Aunque en los primeros meses de vida aún no le han salido los dientes, es recomendable limpiar con una gasa humedecida con agua potable o manzanilla las encías después de cada toma; también existe una especie de dedal para bebés que está diseñado para estimular la encía cuando comienza la salida de los dientes de leche y sirve a su vez para limpiar la encía después de cada toma.

Una vez aparezcan los primeros dientes, la técnica del cepillado debe ser rápida y sencilla. Se aconseja tumbar al bebé en el sofá o en la cama y abordarle por detrás para controlar mejor sus movimientos de cabeza. Realizaremos movimientos rápidos y repetitivos horizontales. El cepillo debe abarcar un poco de encía, ya que justo en esa zona del diente es donde tiende a acumularse más placa. Es importante separar bien el moflete y labio.

También enseñaremos el correcto manejo de cepillos interproximales e irrigadores dentales para los pacientes que porten prótesis fijas y removibles para limpiar correctamente los espacios que quedan entre las prótesis y nuestra encía.

En cuanto a una técnica de cepillado correcta, recomendamos realizar movimientos circulares con el cepillo en el caso de que éste sea manual o simplemente apoyar la superficie sobre el diente sin ejercer una presión excesiva en el caso de que nuestro cepillo sea eléctrico, siempre pasando por todas las caras del diente.

También es necesario cepillar encías y lengua, utilizar colutorios después de cada cepillado y utilizar seda dental o el irrigador una vez al día.

Actualmente, con los conocimientos científicos, materiales y técnicas existentes es posible llegar a la madurez con una boca sana. Para ello, hay que visitar a nuestro odontólogo de confianza mínimo 1 vez al año, especialmente si se es diabético o portador de una válvula cardiaca. La higiene debe ser exhaustiva, sobre todo si se lleva prótesis o implantes dentarios. El cepillado de los dientes tiene que realizarse dos veces al día como mínimo, con pasta dentífrica fluorada y utilizar también cepillos interdentales.

Clínica Dental+Salud

se encuentra abierto con nuevas medidas de seguridad.

Atenderemos a pacientes con cita previa.

 
Holler Box