Aftas bucales
09/05/2022
Salud bucodental: ¿verdadero o falso?
15/07/2022

Hábitos de comida y ortodoncia

En esta época donde los dientes tienen un papel fundamental, la prevención, estética y funcionalidad lleva a un elevado número de personas a buscar una alineación de sus dientes y a llevar un tratamiento de Ortodoncia.

Si la ortodoncia que llevamos es fija (brakets) los primeros días de adaptación al aparato es recomendable seguir una dieta blanda basada en: líquidos, yogures, purés y alimentos fáciles de masticar y tragar como hervidos o tortilla francesa. 

Una vez pasado este periodo, igualmente hay que prestar especial atención al tipo de alimentos que vamos a incorporar a nuestra dieta, para que estos no interfieran con el tratamiento en el sentido de que no puedan deformar o desprender el aparato. 

Los trozos pequeños es la norma básica, tanto para carnes, hortalizas o frutas. Es mejor partirlas en piezas muy pequeñas para que muelas y dientes tengan que ejercer la menor presión posible. Mejor si la fruta la pelamos antes, para que la piel no se quede enganchada en los aparatos y otro truco es cortar las hortalizas en sentido perpendicular a sus fibras, eso facilita la masticación. También se recomienda que las carnes fibrosas se preparen en forma de albóndiga o hamburguesa, porque se consigue así una textura más suave y además las fibras no se quedarán entre los brackets. 

Duros:

(pueden hacer palanca y despegar los brackets, ya que reciben una presión más fuerte que la resistencia del pegamento), se pueden doblar los arcos o romper aparatología. También se aconseja no morderse las uñas, ni bolígrafos por lo mismo.

  • Frutos secos, pipas, kikos, aceitunas con hueso.
  • Es conveniente no morder hielo
  • No desgarrar alimentos, los bocadillos (preferentemente el pan sin corteza o tipo sándwich y troceado nunca a mordiscos) y la fruta troceados (especialmente la manzana troceada, nunca a mordiscos)

Pegajosos:

(descementan las bandas o brackets y se queda adheridas entre la aparatología dificultando la posterior higiene)

Chicles, caramelos masticables, gominolas, etc.

Y por supuesto evitar los alimentos con mucho azúcar lo más posible, tras consumirlos, inmediatamente cepillarse para evitar la caries.

Es común las llagas al inicio de la ortodoncia, que también nos van a molestar al comer.

Alimentos demasiado ácidos como los cítricos, piña, vinagre o tomate van a retrasar la cura de estas llagas o aftas bucales.

El picante, los alimentos de textura rugosa como la corteza del pan también son enemigos de las llagas

Podemos ayudar a curar antes esas llagas con alimentos que contengan Vitamina A, ya que esta vitamina ayuda a la regeneración de la mucosa y acelera la curación de heridas. La leche y derivados junto con los vegetales de color naranja (calabaza, melocotón, mango…) van a ser ricos en esta vitamina.

El cuidado de su boca es fundamental para evitar complicaciones