Fisioterapia del Suelo Pélvico

Aunque cada vez se oye más hablar sobre Fisioterapia del suelo pélvico, esta disciplina sigue siendo a día de hoy una gran desconocida. Quienes creen saber en qué consiste, a menudo tienen una idea parcial de lo que implica, pensando que sólo es necesario acudir a ella después de haber dado a luz o una vez llegada la menopausia.

En este artículo voy a contarte qué es la Fisioterapia del suelo pélvico, qué disfunciones son las que con más frecuencia vemos en consulta, cómo trabajamos los fisios en esta especialidad, qué es una valoración pelviperineal y… por qué, de entre todas las profesiones que existen, y de las áreas que abarca la Fisioterapia, un día decidí que era ésta la especialidad en la que quería formarme y trabajar para ayudar a los demás.

¿Qué es una valoración del suelo pélvico?

Para saber si está indicado realizar un tratamiento de Fisioterapia pelviperineal, es necesario acudir a un profesional para que éste realice una valoración del suelo pélvico, que consistirá en mantener una entrevista con el paciente y llevar a cabo una exploración física.

En la entrevista clínica los fisioterapeutas de suelo pélvico recabamos importante información con el fin de conocer a fondo el caso concreto de cada paciente y diseñar con éxito el tratamiento posterior, si este fuera necesario. El cuestionario recopila datos relacionados con:

  • La salud general: antecedentes médicos, si tiene enfermedades de base, si toma medicación, intervenciones quirúrgicas, patologías neurológicas, uroginecológicas, digestivas o psicológicas, hábitos alimenticios, etc.
  • Profesión y actividades deportivas: tipo de actividad profesional que desarrolla el paciente, si pasa muchas horas de pie, si tiene que levantar o empujar pesos, si solicita en gran medida la actividad del diafragma o aumenta la presión abdominal (cantantes, profesoras, actrices, instrumentistas de viento, bailarinas, monitoras de fitness, etc.),
  • La dinámica vesical: cuántas veces orina al día, características de las micciones (volumen, fuerza del flujo urinario, posición, sensación de vaciado completo, prácticas anormales, etc.), cuánto líquido ingiere, si se despierta por la noche para hacer pis, si tiene escapes, si siente urgencia por acudir al servicio, si es consciente de cuándo su vejiga está llena, etc.
  • La defecación: cuántas veces al día o a la semana tienen lugar las deposiciones, la naturaleza de las mismas, si utiliza estímulos particulares para ayudarse a defecar, si toma laxantes, si siente dolor al expulsar las heces o realiza grandes esfuerzos para ello, si pasa un tiempo anormalmente prolongado en el baño, etc.
  • La historia ginecológica, en el caso de las mujeres: Si ha habido embarazos, cesáreas y partos, cómo fueron estos, si hubo que utilizar ventosas o fórceps, si se realizó una episiotomía o tuvo lugar algún desgarro perineal, si se realizó preparación perineal o recuperación posparto, etc.
  • Las relaciones sexuales: si existen, si son placenteras, si van acompañadas de dolor, si hay dificultad o imposibilidad de llegar al orgasmo, si durante las mismas aparecen síntomas urinarios o fecales (como ganas de hacer pis o escapes), etc.

Mensaje

En Clínica Dental + Salud, la seguridad, salud y bienestar de las personas son nuestra prioridad.

Debido a la situación actual generada por el brote de coronavirus COVID-19, atendiendo a criterios de responsabilidad sanitaria y para garantizar la integridad de nuestros pacientes y profesionales, la clínica se mantendrá cerrada hasta nueva notificación.

Muchas gracias por su comprensión.

 
Holler Box
Abrir chat
Powered by